Foro contra la Incineración
Tenerife
Compartir

'El Día' aprovecha el incremento en la llegada de cayucos para recuperar su línea editorial xenófoba y racista

21 - 08 - 06

Con frases del tipo "de fuera vendrán y de tu casa te echarán" o con su ya clásica invitación a los defensores de los derechos de los inmigrantes a que los alojen en sus casas, han vuelto los editorialistas del periódico 'El Día' a su tradicional línea racista y xenófoba, aprovechando la tragedia humanitaria de la inmigración en cayucos que se ha recrudecido estos últimos días.

¿Se podría esperar otra cosa de estos sin-vergüenzas, mediáticamente hablando? Probablemente no. Pero acaso sí cabría esperar algo más de algunos dirigentes políticos, tipo José Segura, que se la pasa todo el día lloriqueando por las esquinas diciendo la pena que le dan estos inmigrantes y lo contento que se pone cuando les ve llegar vivitos en sus cayucos -de los centenares o miles que están muriendo en el mar ni se acuerda-, pero que es incapaz de alzar la voz en contra de las líneas editoriales vergonzosas que mantienen algunos medios de comunicación, sobre todo si son tan 'influyentes' como 'El Día'. Y es que a José Segura, o a cualquier persona que se considere medianamente progresista, debería caérsele la cara de vergüenza en el caso de recibir halagos de los editorialistas de este periódico, como le ocurre habitualmente a este Delegado del Gobierno tan particular que tenemos en Canarias, al que Zapatero nos mandó bien empecatado porque nadie lo quería en ningún ministerio donde parecía haberse posicionado hasta para ocupar cartera.

Los editoriales de 'El Día' suponen una auténtica amenaza para la convivencia en esta tierra nuestra, no por su contenido en sí, sino porque estamos hablando de un grupo de comunicación amparado y al servicio del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Tenerife, de los principales ayuntamientos y 'mimado' por las empresas más poderosas, como es el descarado caso de Unelco-Endesa. Por eso esa fractura social que preconiza esta gente, un día sí y otro también, no sólo contra los inmigrantes sino con la gente que en esta tierra se atreve a opinar distinto que ellos; representa una auténtica amenaza dado el poder que ejerce esta gente. Baste decir que no hay ciudadano canario vivo, ni probablemente muerto tampoco, que tenga tantos nombre de calles, medallas y llaves de oro que el dueño del grupo 'El Día', hecho desconocido en cualquier democracia medianamente homologable del mundo entero.

En fin, una auténtica vergüenza para muchas personas que, pese a que seguramente seremos minoría -y cada día más seguramente, de hecho el Nazismo ganó en las urnas en Alemania con políticos y periódicos cada vez más parecidos a los nuestros-, consideramos que el problema fundamental que da origen a que miles de personas se jueguen la vida para huir de sus lugares de nacimiento, abandonando familia y demás, tiene que ver con que entre unos cuantos hemos decidido que podemos permitirnos el lujo de vivir en la opulencia, mientras las tres cuartas partes de la humanidad mal vive en la más absoluta de las miserias.

Y, para colmo, nos moleta acoger a esta gente -que sólo viene por aquí de paso- que busca un futuro mejor mientras recibimos con los brazos abiertos a los dirigentes políticos de muchos de estos países, los cuales depositan en nuestros bancos sus multimillonarias fortunas obtenidas de la corrupción más descarada. Esa es, probablemente, la peor forma de terrorismo que existe -matar a la gente de hambre robando y expoliando los recursos de un país-, pero sin embargo es uno de los pocos -o de los muchos al ritmo que vamos- crímenes contra la humanidad que no nos incomoda al mundo más desarrollado y más rico. Al contrario, lo favorecemos y amparamos mientras detestamos los cayucos que no son sino una expresión más del problema que entre todos hemos creado. Así somos de cojonudos.

----------

Comentario de EL DÍA

La alarma por la inmigración llega al máximo

EL PRESIDENTE CANARIO, Adán Martín, alarmado por la magnitud del problema de la inmigración ilegal -no sólo la que llega a través de cayucos-, y viendo que las medidas puestas en marcha para controlar este fenómeno en Canarias no dan resultado, ha optado, de común acuerdo con sus más cercanos asesores, por pedir al Estado la creación de un gabinete de crisis. Y es que el tiempo ha confirmado la validez de aquella expresión que tanto se le censuró -ciertos diputados y diputadas que hoy permanecen en silencio, pero cuyos nombres no se olvidan, casi lo linchan- al Diputado del Común, Manuel Alcaide, cuando calificó la llegada masiva de pateras de "invasión". En todo caso, si esa palabra hiere la sensibilidad de los biempensantes y los amigos de lo políticamente correcto, que tomen la expresión de Adán Martín, no menos exacta: "río de cayucos".

Al mismo tiempo, el presidente del Cabildo tinerfeño, Ricardo Melchior, y la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno canario, Marisa Zamora, señalan que la situación se hace también insostenible en el capítulo de los menores que llegan en los cayucos, pues se da la paradoja de que ya están bajo la tutela de las administraciones canarias más chicos del continente vecino que nacidos en las Islas. Además, como dicen ambos, y con mucha razón, si van a tener que hacerse cargo de menores de cualquier país del mundo, que también los fondos para cuidarlos lleguen de otras arcas que no sean siempre las canarias o las del Cabildo tinerfeño.

En resumen, la situación es peor cada día que pasa y nunca se han sentido los habitantes de estas Islas tan abandonados y con esa sensación de ser una colonia como ahora. Sólo que si antes Canarias se sentía colonia europea, ahora empieza a verse africana, americana y asiática. Tan grave es el problema que al presidente canario se le nota cada día físicamente más cansado y sabemos que hasta se sobresalta cuando suena su teléfono móvil, siempre temeroso de que le den más noticias negativas.

Y ya veremos qué pasa cuando llegue el invierno y haya que desmontar, según lo teóricamente previsto, los centros de internamiento de inmigrantes al aire libre. A ver dónde se aloja a esos pobres desvalidos. ¿Por qué no predican con el ejemplo los partidarios de la libre acogida y los alojan en sus propiedades? Muchos de ellos -algunos pertenecientes al sector de la prensa- poseen chalés y segundas residencias donde muy bien podrían acomodar a unos cuantos cientos de subsaharianos entre todos. Eso, en vez de dedicarse a llamar racistas y xenófobos a los que no piensan como ellos, por el solo hecho de señalar los problemas que está creando en nuestra convivencia la llegada incontrolada y el establecimiento de tantos foráneos, afectando a nuestros modos de vida, cultura y hasta prácticas religiosas. Porque no sólo sufren los que realizan la travesía para llegar hasta aquí; también los canarios, aunque sea de otra manera, padecen las consecuencias. Y si defender a este Archipiélago y a sus gentes, a todas las familias canarias, es racismo y xenofobia, pues seremos racistas y xenófobos para quienes quieren colgarnos ese sambenito. Pero desde luego que no lo somos, aunque algunos pidan también para nosotros un linchamiento. Lo que hacemos es señalar, con mayor énfasis, las evidencias negativas de una inmigración descontrolada y de proporciones propias de un conflicto bélico más que de un movimiento demográfico por razones económicas. Ahí está el problema, en el enorme tamaño y completo descontrol del fenómeno, no en que la inmigración sea mala en sí misma, que eso nadie lo cree y en Canarias siempre la hemos admitido.

Y no entramos en el nuevo frente que ha abierto el Gobierno central al querer conceder el derecho al voto en las elecciones municipales a los inmigrantes legales. Eso lo dejamos para los partidos políticos, pero vamos camino de que se haga realidad ese aforismo que dice "de fuera vendrán y de tu casa te echarán".

¿Pero que se cree Rodríguez Zapatero?, ¿que está pasando sus vacaciones en una colonia? Nunca nos hemos sentido los canarios más lejos de la metrópoli que ahora. Y esto va a peor.

Fuente: El Día, 19-08-06

31-07-06 El columnista estrella de 'El Día' retoma la criminal línea editorial xenófoba del periódico

25-06-06 'El Día' sitúa a uno de cada tres canarios en la 'miseria, malviviendo entre ratas y basuras'

21-06-06 De los currantes de 'El Día'

20-06-06 'El Día' mantiene que la manifestación contra el racismo y la xenofobia 'no representa el interés insular'

26-05-06 Peytaví acusa al director de 'Canarias Ahora' de cobrar del PSOE

30-05-06 'El Día' dice que no ha dicho lo que todos hemos leído y amenaza con los tribunales a Paco Pomares

20-06-06 Diario de un racista

24-05-06 La Opinión y El Día, se soltaron las cabras otra vez

17-01-06 Si don Leoncio levantara la cabeza...

07-06-04 De lo que sí nos avergonzamos una minoría (De cómo editorializan los medios de comunicación en Tenerife defendiendo a cuatro especuladores que están poniendo al futuro de esta tierra contra las cuerdas, todo por amasar y amasar más fortuna para unos cuantos)

19-06-06 Unas dos mil personas dicen 'no' al racismo y la xenofobia por las calles de Santa Cruz

31-07-06 El pueblo de Tenerife le da una contundente bofetada al racismo y la xenofobia en la playa de La Tejita

NOSOTROS TAMBIÉN EMIGRAMOS