Foro contra la Incineración
Tenerife
Compartir

¿Dónde están ahora los defensores de Tenerife?

20 - 07 - 04

Asombrado, asombradito estoy. Acabo de leer una nota de prensa de la empresa Arlink Canarias SL, en la que parece querer decir algo como “haberle perdonado la vida al pueblo de Santa Cruz”, por su acción ilegal “a mi entender más que justificada” de obligar a parar las obras de la Marina Deportiva privada, repito por si no se me ha entendido, privada que la citada empresa está llevando a cabo entre el barrio de Valleseco y la Capitanía del Puerto.

Decía hace unos días, en otro escrito que remití a numerosas personas, políticos, colectivos y medios, ¿qué está pasando aquí? Algo no bueno está pasando y nada tiene que ver con la encomiable labor que vienen desarrollando los grupos ecologistas para atajar tanto disparate, sino todo lo contrario. No se puede tolerar que despojen a los santacruceros de la única franja de litoral público que les queda, y esto para concedérselo a la iniciativa privada, iniciativa que, en este caso, hasta se atreve a decir que la obra es buena para Valleseco y para el pueblo. ¡Qué desfachatez! Es buena y productiva para ellos y punto, no le den más vueltas.

Tampoco se puede admitir que un centro público de Enseñanza Superior, pierda unas instalaciones propias, en las que ha venido impartiendo docencia pública, para caer su entorno en manos de una empresa privada, a cambio de cederle unos metros de atraque y un determinado espacio en la marina seca. ¿A qué estamos jugando en esta Isla? ¿Pero es que esto no tiene fin? Señores, si un temporal deteriora, que no destroza, parte de las instalaciones náuticas de esa escuela pública, procede que lo arregle la Administración, tal y como hizo con el resto de muelles que resultaron afectados, máxime cuando la cantidad a gastar es muy poco significativa. Se trata de un centro superior de enseñanza pública, no privada.

Señores de Arlink, espero y deseo que esto no siga adelante y que se imponga la cordura. Esa obra no está contemplada ni en el PGOU, ni en el Plan especial del Puerto vigente, por lo que no se puede ejecutar, y, además, las cosas han cambiado de forma considerable desde los gravísimos atentados sucedidos en el mundo en los últimos tiempos. Ahora se han adoptado grandes medidas de seguridad para, por ejemplo, proteger a los cruceros que acceden a nuestro puerto, a sus pasajeros y tripulantes. Estas medidas no pueden quedar sólo en prohibir el acercamiento de los ciudadanos de a pie a los trasatlánticos, por el paseo marítimo. Es muchísimo mas grave y peligroso el tráfico de embarcaciones deportivas en manos de personas de todo tipo, y con acompañantes incontrolados, que este puerto deportivo generaría en la misma bocana de acceso a la dársena de Anaga.

Acabo de llegar de la zona en donde se iniciaron las obras y vengo bastante asustado. No doy crédito a lo que he visto. Recomiendo que se den una vuelta por allí y vean las balizas de señalización de los extremos del dique exterior de ese puerto deportivo que ya están ubicadas. ¡Qué disparate! Por no decir de juzgado de guardia. El estrangulamiento que le produciría ese dique a la bocana de nuestro puerto es inadmisible y no se puede tolerar. La estrecharía en casi 100 metros. Los grandes cruceros terminarán cancelando sus escalas en esta Isla si esta barbaridad sigue adelante. Tampoco deberíamos olvidar, dado que aquí somos muy conocedores de los efectos de los oleajes, que al no utilizarse, según el proyecto y para no acortar aún más la bocana, escollera en el dique exterior, se produciría un efecto rebote de ola, trasladándose sus negativos efectos al interior de esa dársena principal, algo que ya nos ha sucedido y nos ha ocasionado problemas en otras dársenas.

Claro, ahora alguien me puede decir que tuve tiempo en su momento, para presentar estas alegaciones al proyecto. A estas personas les tengo que contestar que, aparte de que sería deseable el confiar plenamente en la autoridad portuaria, en el convencimiento de que tiene que actuar para salvaguardar los legítimos intereses de la mayoría del pueblo, algo que en este caso no ha sucedido, sí se han presentado reparos por parte de algunos estamentos muy importantes y no han sido considerados. ¿Qué iba a conseguir yo? Aún estamos a tiempo, deben ser nuestros políticos de bien los que impidan que esto siga adelante. No pueden permitir que prevalezca el bien personal de unos pocos, en detrimento de la Isla que les ha elegido.

Luis Suárez Trenor, nuevamente le digo, váyase de una vez, ¡por favor! Seguro que su sustituto adoptaría la más que lógica decisión de agrupar todas las marinas deportivas en el lugar que les corresponde, que no es otro que la dársena de los Llanos, con mucho espacio libre y comercialmente inservible. Al pueblo hay que darle lo que es del pueblo y a la Escuela Superior de la Marina Civil lo que es de ellos, no compliquen más las cosas.

Cándido Quintana
Oficial de la Marina Mercante
Miembro de la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz de Tenerife


Vecinos de Valleseco acampados para parar otra obra que condena al puerto de
Santa Cruz (17-07-04)


Campamento en la entrada de la obra (17-07-04)


Imagen aérea donde se ven las obras y la acampada en primer plano
(17-07-04)