Foro contra la Incineración
Tenerife
Compartir

Los residuos agrícolas amenazan con "asfixiar" al campo isleño

22 - 07 - 04

La voz de alarma la da el presidente de Asaga, Fernando Jiménez, que advierte de que estos desperdicios están creando un grave problema ecológico y de paisaje, además de recortar las superficies destinadas a los cultivos. Las plantas de tratamiento de Guía de Isora y Tejina funcionan a "medio gas".

EL DÍA, S/C de Tenerife

"Agricultores y ganaderos no cuentan con un lugar para retirar los plásticos, los productos fitosanitarios, las tuberías..., en definitiva, con puntos para la recogida selectiva de residuos generados por estas actividades productivas. Y este es un asunto muy grave", advierte el presidente de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Asaga), Fernando Jiménez.

La recogida de residuos agrícolas y ganaderos en el campo canario, lamenta Jiménez, es un asunto aún por resolver, pese a que todos admiten que constituye un grave problema que amenaza con "asfixiar" al sector agropecuario.

Para paliar esta problemática en la Isla, el Cabildo de Tenerife creó hace tiempo unos puntos para la recogida selectiva de residuos generados por la actividad agrícola, a propuesta de algunas cooperativas de agricultores y en virtud de convenios de colaboración con las mismas, en Guía de Isora y Tejina (La Laguna), estando previsto hacer otros dos en Buenavista del Norte y Granadilla de Abona.

Al respecto, Fernando Jiménez, manifestó a EL DÍA que "estos puntos de recogida están funcionando a medias. Subraya que, "además del deterioro ambiental que provoca, esto supone que el agricultor se ve con su superficie de cultivo cada día más reducida".

Las zonas más afectadas en Tenerife se encuentran en Tejina, Valle de Guerra, Guía de Isora, la Isla Baja y Valle de Güímar, donde se concentran la mayoría de las explotaciones agrícolas y los invernaderos, en su mayoría vinculados a cultivos como el plátano, tomate, hortalizas y flores y plantas. Jiménez señaló que "estoy presionando por todos lados para intentar mover este asunto, pero no veo voluntad para arreglarlo".

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Paisaje del Cabildo de Tenerife, Wladimiro Rodríguez Brito, aseguró a este periódico que "este tema no se resuelve si no hay unas empresas dadas de alta como gestores de residuos, tal y como se funciona en estos asuntos en toda Europa".

Rodríguez Brito dijo que muchos de estos residuos llevan un tratamiento especial y algunos deben trasladarlos a la Península, lo que supone un coste añadido. El consejero dijo que ahora es prioritaria la recogida selectiva de residuos en las zonas urbanas de la Isla.

"El Cabildo, a fondo perdido, no se puede hacer cargo de la recogida de los plásticos de los invernaderos para llevarlos a Almería, donde hay una planta que los trata, o las mallas. Hay que avanzar con el pago de los costes a estas empresas que se piensan dar de alta", comentó Wladimiro Rodríguez.

En Tenerife existen unos 10 millones de metros cuadrados de invernaderos, unos cubiertos con películas de plástico y otros con malla plástica. Asimismo, hay unas 4.000 hectáreas de platanera, de las que casi la mitad emplean bolsas de plástico para proteger los racimos de plátanos, lo que supone un gasto de dos millones de bolsas.

En las explotaciones agrícolas tinerfeñas también se acumulan restos de tuberías que se utilizan en los riegos localizados, material que tras un uso de diez años se desecha, además del material de productos fitosanitarios y de abonos líquidos.

Estos residuos que muchas veces se queman, entierran o se abandonan en el campo constituyen muchas toneladas de basuras y ocasionan un grave problema ecológico y de paisaje.

Fuente: El Día, 12-07-04


Imágenes sin comentarios